El reencuentro de un padre y su hijo

El Reencuentro de un padre y su hijo

El “hasta luego” más doloroso fue cuando me despedí de Matteo y de Tany en el aeropuerto de Panamá. (abre en una nueva pestaña)»>El “hasta luego” más doloroso fue cuando me despedí de Matteo y de Tany en el aeropuerto de Panamá. El nudo en la garganta, las lágrimas corriendo por mis mejillas, la tristeza más infinita la sentí ese día.

Y hoy es el reencuentro más feliz de mi historia. Hoy volvemos a estar juntos, por pocos días, pero los aprovecharemos al máximo. Nos vamos a recargar de amor, de energía, de risas. Vamos a volver a estar juntos y a seguir mirando hacia adelante con optimismo.