Siete juegos para divertirnos con nuestros hijos

La ere, el escondite; 1, 2, 3… pollito inglés; policías y ladrones; el avión; la gallinita ciega y el puente de Londres: juegos que pasan de generación en generación

Siete juegos para divertirnos con nuestros hijos
Brinca papá… Brinca

Estos siete juegos para divertirnos con nuestros hijos vienen porque jugar tiene que ser una de las cosas que hace más feliz a un bebé. Aprender a través del juego es un arte, porque lo que aprendemos riendo y disfrutando, nunca lo vamos a olvidar.

A mí me encantaba jugar de pequeño. Luego descubrí los juegos de video (Nintendo, ¡cuánto te amo!) y esos juegos al aire libre los cambié por horas frente a la televisión. Y aunque está comprobado que con los juegos de video aprendemos algunas destrezas, nada como jugar en el patio de la casa.

Yo vivía en una casa que tenía uno muy grande y allí pasaba horas (antes del Nintendo) jugando solo o con mis amigos. Mis favoritos eran el escondite y 1, 2, 3… pollito inglés.

En el colegio, a la hora del recreo, los favoritos eran la ere o policías y ladrones. Cada uno tenía su magia, cada uno tiene su estilo.

Juego mucho con mi bebé y trataré de hacerlo durante su crecimiento. Por eso, he pensado en algunos juegos que podrían ser divertidos de compartir con él, todos al aire libre porqué quiero que mi hijo ame correr, lanzarse en la grama y reír porque libró por todos.

Siete juegos para divertirnos con nuestros hijos
Vamos a jugar papá

Así que aquí están mis siete juegos para divertirnos con nuestros hijos. Selección muy parcializada, porque son los que me gustan a mí, jejeje.

Los juegos para divertirnos más clásicos

La ere: Es un juego en el que pueden participar niños y niñas de todas las edades. Consiste en escoger dos guaridas, generalmente se usa algún tronco de un árbol; y luego, por sorteo o por decisión, se escoge a un niño o niña que le corresponderá correr detrás del grupo y tratar de tocar a alguno. Cuando toca a alguien, debe decir a viva voz «ere» y a su vez, el grupo tratará de correr a una de sus guaridas sin ser tocado.

El escondite: Es un juego perfecto para el aire libre o para jugarlo en casa. No se necesita ningún material en especial, solo mucha imaginación.

El objetivo del juego es ocultarse y no ser descubierto hasta el final. Por eso, no conviene jugar con niños menores de 3 o 4 años, ya que pueden sentir miedo o ansiedad si no entienden que finalmente todos los participantes aparecen.

1, 2, 3… pollito inglés: Entre los siete juegos para divertirnos con nuestros hijos este es uno de mis preferidos. Se elige un “pollito” que cuenta: “1, 2, 3, pollito inglés”, de frente a una pared y los demás jugadores deben apresurarse por alcanzar la meta. Sin embargo, mientras el pollito inglés los observa, ningún jugador puede moverse, porque si se mueven, deben regresar al principio y comenzar de nuevo. Gana el juego quien llegue a la meta.

Para el colegio

Policías y ladrones: Se hacían dos bandos, el de los policías y el de los ladrones. Los ladrones se escondían y los policías los tenían que encontrar. Cada vez que encontraban a un ladrón, lo llevan a la cárcel, que podía ser un árbol. Allí podía ser salvado por otro ladrón, así que siempre quedará un policía vigilando. El juego acababa cuando se cogían a todos los ladrones, algo virtualmente imposible, jejeje.

El avión: Es un bonito juego para niños, solo se necesita una superficie lisa y una tiza para poder jugar. Con este juego, los niños aprenden a mejorar su equilibrio y su coordinación.

Para jugarlo, se dibuja en el suelo, con una tiza, un diagrama compuesto por cajas con números del 1 al 10. Puedes hacer las cajas de distintos tamaños, según la edad del niño y usar diferentes colores.

La gallinita ciega: Es un juego sencillo y muy divertido, que sirve tanto para entretener una tarde a los niños, como para triunfar en una fiesta de cumpleaños, por su sencillez y las risas que suele provocar.

Este juego ayuda a los niños a comprender la importancia de los sentidos, ya que se juega con los ojos vendados. Así, los niños también aprenderán a moverse con mayor confianza y agilidad.

También hay uno importado

El puente de Londres: Este juego consiste en que dos jugadores sostienen sus brazos y forman un arco, por el cual han de pasar el resto de jugadores, mientras todos cantan al unísono la canción:

London bridge is falling down,

Falling down, falling down.

London bridge is falling down,

My fair lady.

Cuando la canción termina, las dos personas que tenían los brazos levantados los bajan, «atrapando» al que se encontraba por aquel entonces pasando.

Aquí están mis siete juegos para divertirnos con nuestros hijos. Estoy seguro de que Matteo y yo la vamos a pasar buenísimo.

¿Qué juegos juegan ustedes con sus bebés? ¿Alguno de esta lista?

Please follow and like us:
error

Author: Andrés Schmucke

Creador de Contenido, Conferencista, TEDx Speaker, Blogger, Podcaster y lo más importante de todo, Papá.

19 thoughts

  1. A mis hijos les encanta jugar a las escondidas y al más pequeño a imaginarnos que es una cosa u otra. Ahora mismo está en su etapa de perrito y se llama Forky.

  2. A mí siempre me encantaba jugar con mis padres!Y ahora que soy mayor me encanta hacerlo con mis primos pequeños. Jugamos mucho al stop y a la cebolla: típicos pero con los que te diviertes mucho.
    un beso

  3. Genial Andy! Yo jugué todo esto. La canción del puente de Londres la cantabamos en español. Esto se ha perdido un poco, pero hay que tratar de que regresen y se queden con nosotros.

    Un abrazo 🤗
    Yaimar Pérez

Escribeme algo