Quino y su sabiduría

Cuando era pequeño descubrí una tira cómica de Mafalda en la biblioteca de mi casa y quedé completamente enganchado. No entendía mucho del tema político que tocaba (con el tiempo lo llegué a entender). Tampoco entendía mucho del sarcasmo y el cinismo que se imprimía en sus páginas (pero con el tiempo lo llegué a entender y a amar).

Mafalda es clase aparte y su creador, Joaquín Salvador Lavado Tejón, (Quino) es un genio. Quino es tan genial que nos da a las nuevas generaciones de padres y madres una lección de lo que es verdaderamente importante a la hora de criar un hijo y enseñarle valores Mafalda es clase aparte y su creador, Joaquín Salvador Lavado Tejón, (Quino) es un genio. Quino es tan genial que nos da a las nuevas generaciones de padres y madres una lección de lo que es verdaderamente importante a la hora de criar un hijo y enseñarle valores.

Yo como padre, me preocupo constantemente por si estoy haciendo un buen trabajo: ¿Estaré criando de manera correcta a mi hijo? ¿Le estoy enseñando buenos valores? ¿Será una buena persona o un abusador? Quiero sentirme orgulloso de mi trabajo como padre, pero en ocasiones dudo de si lo estoy haciendo de la manera correcta. He llegado a pensar que eso es normal y que todos los padres pasan por lo mismo en algún momento.

Hace poco descubrí una serie de dibujos de Quino sobre los valores que prelan en el siglo XXI y no pude sino sentirme consternado y triste por tan perfecta interpretación de la realidad.

Los valores del “Hombre moderno según Quino”, no son en lo absoluto los que a mí me enseñaron de pequeño y tampoco serán los que le transmitiré a mi bebé, pero no puedo negar que son valores que se han propagado, como un incendio forestal en la sociedad actual.

Quino da una lección de lucidez y hace un profundo llamado a la reflexión desde su mesa de dibujo. Es el trabajo de los padres y las madres el enseñarles a nuestros hijos lo correcto y lo incorrecto, hablarles de lo moral y lo inmoral, enseñarles valores y que se cuiden de los antivalores, porque es en el hogar donde se aprenden estas cosas.

Y la única manera en la que un niño va a tener herramientas para defenderse en un mundo cada vez más corrompido y difícil, es que los padres en la casa les brinden esas herramientas, les den esas armas que les permitan dar la pelea, la buena pelea.

Quino nos da una lección a todos de cómo son las cosas en este momento, nos muestra lo que vale en un mundo cada vez más superficial y nos invita a reflexionar y a enseñarles a los más pequeños lo que en realidad vale.

De nuestra parte queda transmitir lo que de verdad vale, la pelota está en nuestra cancha.

valores-4__-580x368
valores-5-580x368
valores-6-580x368
valores-7-580x368
valores-8-580x368
Anuncios

Autor: Andrés Schmucke

Comunicador Social, periodista, creativo, comediante, locutor, blogger, y lo más importante de todo, papito. Un papito primerizo, novato y torpe que comparte sus aventuras con el mundo que lo rodea.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s