Cara y cruz de la lactancia materna

La sociedad, esa que puede ser de lo más maravillosa o que puede juzgar tan duramente, tiene una cara y una cruz en lo que sé respecta a la lactancia materna.

La realidad es la siguiente: Un bebé tiene que comer, y la sociedad y la ciencia, nos dicen que el mejor alimento para un bebé es la leche materna. Muy bien. ¿De dónde sale la leche materna? Pues de los pechos (tetas) de una mamá. Ok, sigue estando bien. ¿Y qué pasa si a un bebé le da hambre en la calle? Pues que su mamá tiene que sacar su teta y darle de comer a su hijo. Mmm, eso para algunos ya no está muy bien. Es más, no, eso de que la mujer le dé teta a su bebé en la calle, es lo peor del mundo y deberían penarlo con cárcel. La sociedad puede ser muy hiriente e hipócrita con una mamá que lo único que está haciendo es alimentando a su bebé.

Veamos las siguientes situaciones, situaciones que tienen una diferencia del cielo a la tierra.

La cara de la lactancia

Situación uno:

Policia dandole teta a niño.
Esto fue aplaudido por el mundo.

En Argentina, una policía que se encontraba en un hospital escucha a un niño llorar desconsoladamente. La policía, quien tiene a un bebé pequeño en su casa, se da cuenta de que el llanto del niño es de hambre, pero su mamá está detenida y no hay nadie en el hospital que se pueda encargar de él. Entonces, ¿qué hace la policía? Lo que haría cualquier madre, se saca la teta y le da de comer al muchacho (pidió permiso en el hospital para eso). La imagen se hizo viral y la noticia le dió la vuelta al mundo.

Todos aplaudieron la acción, la empatía de la policía y su acto desinteresado y en pro del bienestar de un niño que lloraba de hambre.

La cruz de la lactancia materna

Ahora veamos la situación número dos:

Melanie Dudley se encuentra desayunando en un restaurante durante sus vacaciones familiares. Su hijo pequeño empieza a llorar de hambre. ¿Qué hace ella? Pues se saca la teta y le da de comer a su bebé. En ese momento, un hombre se acerca y le pide que se tape, pues lo está incomodando. ¿Qué hace la mujer? Se tapa, cómo no, de la manera más impresionante posible.

Mamá dandole teta a su hijo.
Esto se volvió viral, por las razones incorrectas.

¿Por qué una mamá tendría que taparse para darle de comer a su bebé? ¿Por qué eso tendría que avergonzarla? No debería ser ningún escándalo, para nadie, una madre que se saca la teta para darle de comer a su hijo. Eso es lo más normal del mundo. Ahora, puede que el escándalo sea dependiendo de la madre. Seguramente si lo hace Kim Kardashian, la reacción sea distinta a si lo hace “fulana de tal”. Todas las madres tienen el mismo derecho de alimentar a sus hijos donde sea que la hora de comer toque. Y si eso le averguenza a alguien, pues el del problema es ese alguien.

La lactancia materna es vital y la sociedad (y una gran presión de grupo), hacen un llamado a “más teta, menos fórmula”. Ah, pero cuando eso se cumple en un lugar público, no, allí es: “Más teta, pero tapadita mejor”. Eso es injusto e hipócrita. Esta es la cara y la cruz de la lactancia materna.

Yo siempre defenderé la lactancia materna donde sea que haya que darla y también defenderé si la lactancia es mixta, o si el bebé se alimenta con pura fórmula. Para mí lo importante es que el bebé coma, esté sano y bien.

Please follow and like us:
error

Escrito por

Creador de Contenido, Conferencista, TEDx Speaker, Blogger, Podcaster y lo más importante de todo, Papá.

10 comentarios en “Cara y cruz de la lactancia materna

    1. Tenemos que cambiar ese paradigma, no puede que ser que una mujer que está amamantando a su hijo tenga que taparlo porque algunas personas se incomodan. Amamantar es lo más natural (y una de las cosas más bellas) del mundo.

  1. ¡Buenísimos los dos ejemplos! Con el primero morí de ternura con la generosidad y empatía de la policía, y con el segundo morí de risa con el ingenio de la madre agraviada por el ofendido ahí presente. Me encantó el post.

Escribeme algo